miércoles, 25 de julio de 2012

NO TIENEN PRISA LAS PALABRAS. CARLOS SKLIAR

NO TIENEN PRISA LAS PALABRAS
CARLOS SKLIAR
PRÓLOGO DE DAVID ROAS.
EDITORIAL CANDAYA

HERMOSA SENSACIÓN LA DE PODER LEER EN UN LIBRO (LIBRO DE HOJAS PASAR, DE TAPA PARA RECORDAR, DE FRASES PARA MARCAR CON LÁPIZ Y  DE PÁGINAS QUE MARCAR CON SEÑALADORES DIVERSOS PARA VOLVER A LUGARES PREFERIDOS DE LA LECTURA), LIBRO QUE FUIMOS LEYENDO MUCHOS EN OTROS FORMATOS, POR PARTES, COMPARTIENDO A TRAVÉS DE FACEBOOK, A TRAVÉS DEL BLOG, A TRAVÉS DE LOS COMENTARIOS QUE EN OTROS LECTORES PROVOCABA LO QUE ESTE AUTOR CONVOCABA…UN  LIBRO, QUE VIAJO A TRAVÉS DEL OCÉANO, RÁPIDAMENTE PARA QUE PUDIERA DISFRUTAR DE MICRORRELATOS COMO ESTE…
Un niño que juega al escondite no se da cuenta  de que más de la mitad de su cuerpo sobresale del árbol. Otro ha entendido que debía quedarse quieto, no que debía esconderse. Una  niña más allá, se distrae  con un anillo que encuentra en medio de su correría por la calle. El que cuenta se ha detenido en  el  número veinte, quizá porque no sabe contar más o porque ya se aburre. Nadie  sabe a qué están jugando. Y ríen. Y siguen jugando.

La  vida es la diferencia entre el tiempo que pasa y lo que pasa en el tiempo. O, quizá,  la diferencia que hay en el interior  del tiempo que pasa. La diferencia como intensidad. El tiempo como hondura. Tiempo anciano y tiempo niño, a la vez. Podríamos  llamar ¨de travesía¨ a esos segundos  que no quieren pasar, aún pasando. La percepción los detiene, los retiene, los recuerda. El pensamiento podría  dedicar sus mejores horas a esos segundos que ni se van ni se quedan. A esa serpiente enroscada, verde y negra, que al morderse la cola parece que siempre retorna.
                              Carlos Skliar.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada